Block title
Block content

#Épica | Hazañas del diseño argentino 1990 - parte 2

Imagen de ida_admin

El segundo capítulo “1990” de “ÉPICA: hazañas del diseño argentino” revisita la tecnologización del diseño, los movimientos contraculturales surgidos en la postdictadura y el impacto de las políticas neoliberales.

#ÉpicaEfeméride | Atentado a la AMIA + VIH en la Argentina
El 18 de julio de 1994 a las 9.53 am, un coche bomba estalló a metros de la Asociación de Mutuales Israelitas Argentinas (AMIA) en Pasteur 633, en el barrio de Once de Buenos Aires. El ataque a la comunidad judía provocó la muerte de 85 personas y más de 300 heridos, convirtiéndose en el mayor atentado terrorista sufrido en el país. En pocos segundos, la AMIA y varios edificios aledaños quedaron reducidos a montañas de escombros. En este desolador escenario, se buscaron sobrevivientes hasta 10 días de ocurrido el violento hecho. Dos años antes, un furgón con explosivos se estrelló contra el frente del edificio de la Embajada de Israel causando 29 muertos y 242 heridos. El edificio de la AMIA fue reconstruido con la dirección de Luis Erijimovich e inaugurado en 1999 con la consigna: “por la justicia y por la vida”; se proyectó un cuerpo compacto resistente al impacto de explosiones e incendios. En la plaza seca, se emplazó el Monumento Agam, escultura de nueve columnas del israelí Yaacov Agam. El primer juicio oral por el atentado sucedió en el 2001; casi tres décadas después, el caso sigue sin esclarecerse.

El 13 de enero de 1994 murió el periodista y actor Roberto Jáuregui, la primera persona con VIH del país que hizo pública su condición y trabajó como activista para instalar la problemática en los medios. Su hermano, Carlos Jáuregui, quien murió por la misma causa dos años después, también luchó por los derechos civiles y fue el primer presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA; entre 1984 y 1987). Roberto colaboró intensamente con la Fundación Huésped, organización iniciada en 1989 —7 años después del primer caso de SIDA en la Argentina— garantizando investigaciones, soluciones y comunicación para la salud pública. En julio de 1992, Huésped y el Consejo Publicitario Argentino, con asesoramiento del Dr. Pedro Cahn, lanzaron la primera campaña de SIDA realizada en el país. Entre 2003 y 2006, la fundación produjo los Calendarios de Gaby Herbstein, donde figuras destacadas de la cultura, el periodismo y el deporte como Fernando Peña, Charly García, Julio Bocca o La Mona Jimenez pusieron el cuerpo para concientizar sobre el tema. El reciente libro Imágenes seropositivas. Prácticas artísticas y narrativas sobre el VIH en los 80 y 90 (EDULP, 2021) compilado por Francisco Lemus e ilustrado con una fotografía de Alejandro Kuropatwa, recupera ensayos, entrevistas y textos históricos para pensar el efecto del virus del SIDA en el campo cultural y artístico en torno a aspectos biopolíticos.

#ÉpicaContexto | Centro porteño
La transformación urbana de Buenos Aires se materializó en distintas zonas de la ciudad, a partir de proyectos públicos-privados. Si bien estos procesos venían gestándose desde fines de los 80 —por ejemplo, con la llegada de los shopping centers—, el plan de convertibilidad relanzó la construcción y el boom inmobiliario en Puerto Madero, el Tren de la Costa, el antiguo mercado del Abasto o el albergue Warnes.
Con el intendente porteño Carlos Grosso (1989-1992), se puso en marcha la renovación del viejo puerto de Buenos Aires a través de la Corporación Antiguo Puerto Madero (CAPMSA, 1989) quien comercializó 170 hectáreas a partir de dos grandes etapas (1991; 1996). Esta operación urbanística tenía como objetivo atraer la inversión internacional, alineada con el discurso de la ciudad global y la influencia del modelo de Barcelona. En 1991 se lanzó un Concurso Nacional de Ideas para Puerto Madero organizado entre la Municipalidad y la Sociedad Central de Arquitectos, resultando ganadores tres equipos de arquitectos. A partir de 1992, se reciclaron los silos y los docks de mercaderías (conservando su identidad portuaria), se creó una franja de edificación entre los diques donde se instalaron restaurantes y tiendas, y se construyeron una gran cantidad de torres, así como parques y paseos peatonales.

Paralelamente, CAPMSA organizó eventos culturales y artísticos para atraer a potenciales inversores y acercar a la ciudadanía a esta zona abandonada, como la Bienal de Arte Joven (1991), la Expo América ’92 y Casa FOA (1993). Entre fines de los 90 y principios del 2000, Puerto Madero creció exponencialmente y el valor del m2 se quintuplicó. El Estudio MRA+A de Mario Roberto Álvarez desarrolló proyectos como el Hotel Hilton Buenos Aires, la Torre Galicia, Madero Office (ICBC) y Docks al río. El famoso Edificio YPF (por entonces Repsol) de 160 metros de altura fue diseñado por César Pelli. El Faena Hotel & Universe (2005) contó con diseños de Philippe Stark. En el dique 4, se inauguró el edificio de la Colección de Arte Amalia Lacroze de Fortabat (2008), proyectado por Rafael Viñoly. En 2001, se instaló en el dique 3 el Puente de la Mujer del arquitecto español Santiago Calatrava. El paseo público-Banquina de Puerto Madero fue realizado por Jorge Hampton, Emilio Rivoira, Miguel Pérez y Diana Cabeza y recibió numerosos premios. En el proyecto, se reciclaron objetos y materiales originales, como adoquines, durmientes y grúas.

El estudio SEPRA, fundado en 1936 por Santiago Sánchez Elía, Federico Peralta Ramos y Alfredo Agostini y continuado por tres estudios sucesores —Santiago Sánchez Elía, Diego Peralta Ramos y Emilio Beccar Varela—, también tuvo un importante rol en la transformación de la ciudad. Proyectaron el primer edificio del distrito de Catalinas Norte, el Sheraton Hotel (1972). En Puerto Madero, reciclaron los docks del dique 4 en el proyecto Puerto Viamonte (1994), que luego fue adoptado como tipología de casi todo el sector. Concibieron el Conjunto Catalinas (Torre Catalinas Plaza, Torre Alem Plaza, 1993 - 1995), la Torre Fortabat (1995) y la Torre Bouchard (1994), que caracterizaron el nuevo paisaje céntrico de Bs. As. 

En la zona del bajo porteño, el pulso nocturno fue agitado por lugares cosmopolita como Filo y Dadá, donde se reunían artistas, políticos y ejecutivos, y que contaron con diseño interior de Mario Salcedo. Vecino de Florida Garden, el bar Dadá (1998) se autodenominó el "último bar de este siglo". El restaurante-galería Filo (1994 - 2021) fue uno de los primeros sitios en contar con DJ en vivo, gastronomía y arte.

Otro hito fue Buenos Aires Design (1993), instalado en Recoleta debajo del Centro Cultural Recoleta y de la Plaza Torcuato de Alvear. Con capitales privados, se inauguró como polo gastronómico y centro comercial, el primero destinado a la venta de muebles y productos de diseño y decoración para el hogar. El proyecto, diseñado por Clorindo Testa, Giselle Graci y Juan Genoud, propuso transformar el predio valorando la base existente que articula arquitecturas de tres períodos diferentes. De un caratcerístico color amarillo —generado por Salcedo—, el bloque se distintuió por sus recovas y una expresión original en formas y colores, integrada a su contexto. Algunos de los primeros locales que se instalaron fueron: Café Rix (1993), en el que participó Salcedo; la franquicia de Hard Rock Café (1995); y Morph (1996), dedicado a la venta de objetos de diseño para la decoración del hogar. Luego de la crisis del 2001, surgió allí la tienda PuroDiseño Argentino, creada por Dolores Navarro Ocampo, que apostó fuertemente al diseño argentino.

#ÉpicaContexto | Marketing artístico: arte, diseño y publicidad 
Los años 90 fueron una época dorada de la publicidad, favorecida por el “uno a uno”, la inversión de corporaciones internacionales y el aparato del marketing. Las marcas apostaron por presentar sus productos invirtiendo en grandes producciones para televisión y medios gráficos, realizadas al borde de la locura por agencias como Agulla & Baccetti (Ramiro Agulla y Carlos Baccetti), Young & Rubicam (con dirección creativa de Hernán Ponce, quien luego formó su propia agencia) y Ogilvy Argentina (con dirección creativa de Jorge Heymann). El éxito de estas campañas sumado a la globalización provocaron su presencia en certámenes internacionales y fueron, en algunos casos, exportadas como patterns. 

En pocos años, Agulla y Baccetti (1995 - 2009) marcaron un punto de inflexión en la publicidad creativa con campañas para empresas como Telecom, Quilmes y Renault Argentina. En los contados segundos que dura un spot y con guiones humorísticos e irónicos, generaban publicidades memorables a través de emociones populares, como la recordada serie “La llama que llama” (1999). Desde puestas con ingenio con bajos recursos hasta superproducciones, llegaron a contratar al director de cine alemán Wim Wenders para el lanzamiento del Mégane (1997). Para Levi´s, realizaron la divertida campaña “Emma, la polilla fashion” (2000), el primer comercial de la marca de jeans realizado en el país.

El rubro gráfico se transformó a través de insumos importados y novedosas técnicas de impresión como troquelados, lenticulares, laminados, papeles especiales y hasta inclusión de pequeños objetos. A su vez, surgieron nuevas revistas para público joven que funcionaban en ese entonces como las actuales redes sociales. Fue el boom de las producciones fotográficas artísticas, que cubrían las portadas y las notas centrales. D-MODE (1992) comenzó como una revista gratuita presente en barra de bares, VIP de discotecas y disquerías. Una de las primeras en cubrir contenido sobre música electrónica (charts y mejores Dj'S de la época), diseño y moda. A mediados de los 90, llegaron a la Argentina revistas de culto como Inrockuptibles (1996) y Rolling Stone (1998). La francesa Inrockuptibles sobre cine y libros, contó con un marcado público intelectual. De música y cultura popular, la Rolling Stone contó con Charly García en su primer número y marcó altos estándares de calidad igualando a la mítica revista norteamericana. Frente a las publicaciones promocionales de gran formato, la revista Wipe (1997) nació como una edición gratuita de pequeño formato sobre la agenda cultural porteña. Ideada por Sergio De Loof, Paulo Russo y Alfredo Visciglio, era distribuída en sitios nocturnos de la movida porteña underground. Fue planteada como un objeto de arte: cada página contaba con un tratamiento y diagramación particular. Editada en cada número con espontaneidad, mutó a lo largo de los años, centrándose en algún tema o artista, como Marta Minujín o Guillermo Kuitca.

A este panorama mediático se sumaron Vía Postal, Look and take y Free Boomerang, plataformas de difusión de postales publicitarias con campañas hechas por agencias como Leo Burnett Argentina o McCann Erickson. Desde marcas de moda y de consumo hasta instituciones culturales utilizaron este canal para un marketing de persona a persona. Circulaban en museos, teatros, bares y disquerías donde el público podía llevarselas para coleccionar a modo de figuritas.

#ÉpicaContexto | Tecnología de resistencia
Frente a un panorama económico donde resultaba más económico importar que desarrollar o invertir, algunos estudios de diseño argentino desarrollaron en los años 90 productos de alta calidad competitiva.
La oficina KLA - Consultores en Diseño fue creada por la sociedad entre Hugo Kogan, Hugo Legaria y Raúl Anido en 1991 y se mantuvo hasta 2003. El estudio abarcó una diversidad de áreas en diseño industrial y gráfico de manera integral: diseño del entorno y de locales comerciales, equipamiento de redes bancarias, señalética, diseño de identidad corporativa y su implementación a gran escala, packaging y diseño editorial. Apostaron por fomentar la producción nacional y optimizar el trabajo interdisciplinario en un entramado de acciones generadas para importantes compañías de América y Europa. En 1999, se asociaron con la firma RWS / KLA Design Consultants de Curitiba, Brasil. En el área tecnológica, diseñaron y desarrollaron productos complejos para las áreas de la salud y la computación. Desde equipos para el campo de la electromedicina, como la cuna de terapia intensiva (1992); equipamiento urbano como el parquímetro electrónico Temi2KLA (1997) realizado con hormigón, acero, aluminio y policarbonato termomoldeado y terminales interactivas (1997) de acero, aluminio, ABS y madera; hasta calefactores para la firma Eskabe (M3 y S21), que forman parte junto al parquímetro de la Colección Permanente de Diseño del Mamba. En los 2000, con el boom de internet, crearon gabinetes para albergar servidores junto a la empresa XTech, y desarrollaron los productos E-Netbox y Netbox. Entre los clientes del estudio, se encontraban Medix, Grupo Telecom, Drean y Procter & Gamble, entre otros. Por su trabajo, recibieron el Primer Premio en el Salón de Diseño, organizado por Buenos Aires Design (1995) y el Primer Premio Tecno-emprendedor (1997), otorgado por el Banco de Crédito Argentino y el Banco Francés. 

En 1988 los jóvenes diseñadores industriales egresados de la UNLP —formados con docentes como Ricardo Blanco, Julio Colmenero y Roberto Doberti— Adrían Bromiguer, Jorge Chernoff y Fabián Daiez, constituyeron Punta Diseño Industrial (PDI). Desde 1990, Bromiguer deja el estudio, que cuenta desde entonces con la dirección de Chernoff y Daiez. PDI se enfocó en el diseño y desarrollo de productos de media y alta complejidad para varios sectores productivos. Con los años, se especializó en tecnologías de fabricación digital, construcción de modelos 3D y prototipos. Su área abarca productos de consumo masivo, electrónica y para la salud, especialmente en el área de la electromedicina, como el monitor cardiáco Bio 80 (1991), el electrocardiógrafo Cardio print 100 ITM (1995), y el Holter cardíaco GBI Galix (1997). Algunos de estos artefactos tienen certificados internacionales como la Food and Drug Administration con el sello CE de la Comunidad Europea. A su vez, diseñaron equipamiento bancario y de seguridad, cajeros automáticos y terminales de autoconsulta, como el sistema para autobuses Red Bus (1992-1993); material eléctrico y electrónica —adaptador Eléctrico EXULT (1990), la lámpara Scialítica SISTO (1992)—, y automotriz —diseños de lateral de neumáticos para Fate—. Se destaca Matete (con un primer prototipo en 1992 desarrollado junto a la Fundación Munar y comercializado por PDI a partir del 1994), el primer mate en inyección de plástico y soporte propio de 4 patas. La pieza dio la vuelta al mundo en exposiciones como ARG. DIS, ARGENTINA DISEÑA (Japón, 2007) y se posicionó como un artículo de moda en los circuitos de Palermo. Muchos de estos productos forman parte de la colección de Diseño del Mamba. El estudio continúa con una importante producción,  incorporando productos de línea blanca y tecnología actual como internet de las cosas, aplicada por ejemplo en una pistola de vacunación veterinaria con conectividad a la nube y GPS.

Paralelamente, la disciplina de Diseño Industrial se incorporó a la 1º Bienal de Arte Joven (1989); se creó la Fundación Munar (1991) de apoyo al desarrollo del área; se incluyó la categoría D.I. en los Premios Konex (1992); así como se realizaron importantes concursos nacionales de la disciplina como Atma, Coca Cola, entre otros.

#ÉpicaDestacado | Alejandro Ros
Alejandro Ros (Tucumán, 1964) es parte de la primera promoción de diseñadores gráficos de la FADU (UBA). Se especializó en el diseño para artistas, cineastas, para la escena del ocio y el ámbito editorial. Su trabajo abarca desde sistemas de identidad, afiches, discos y productos editoriales hasta videoclips, exposiciones, instalaciones, performances y hasta fiestas temáticas. Proyectó piezas para reconocidos músicos y artistas contemporáneos de la escena nacional, para canales como MTV, discotecas como la emblemática Morocco e instituciones como Goethe-Institut, Malba y Centro Cultural Kirchner. Con una comunicación visual contundente y al mismo tiempo poética, sus piezas son reconocidas por su creatividad y conceptualización que logra a través de pocos recursos: imágenes fotográficas pregnantes, mensajes sintéticos y escasos colores que consigue “entrando en el universo del otro”. Realizó el arte de tapa para discos de rock y pop: Soda Stereo, Gustavo Cerati, Fito Paez, Luis Alberto Spinetta, Mercedes Sosa, Divididos, Vicentico, Miranda! Juana Molina, Babasónicos y Damas Gratis, entre muchos otros. En el campo editorial, a partir del 2000 desarrolló miles de portadas para los suplementos Radar, Soy y Las/12 (del diario Página 12) destacadas por el uso de potentes metáforas visuales resueltas en poco tiempo de ejecución. Con fuerte impacto, visibilizaron temáticas alrededor de las sexualidades, los derechos humanos y distintos tópicos sociales que urgían en el cambio de siglo. En el campo expositivo, realizó la puesta y diseño gráfico para la exposición Klang! (2018) sobre música experimental en la Argentina exhibida en el CCK. 

Entre los premios nacionales que obtuvo a lo largo de su trayectoria, se encuentran reconocimientos de ADG (1985, 1990, 1995), Premio CAYC Etiqueta de Buen Diseño (1992), Konex de Platino en la categoría Diseño Gráfico (2002) y siete Premio Gardel por arte de tapas. Internacionalmente, fue reconocido con tres Grammys Latinos y galardonado con el Premio a la Excelencia de la Society for News Designs (Estados Unidos) por sus diseños para Radar y Las/12. Además, su trabajo fue incluido en revistas norteamericanas, europeas y asiáticas, así como en compilaciones de editoriales como Taschen y Page One. El libro Tapa (2007) reúne el trabajo de Ros con documentación de sus tapas de discos y su trabajo para el campo editorial, así como otras imágenes de su paso por el underground porteño. Desde 2015, su fondo patrimonial integra el acervo de IDA.

#ÉpicaDestacado | trosmanchurba
Los diseñadores Jessica Trosman y Martín Churba conformaron entre 1997 y 2002 la marca de indumentaria trosmanchurba —FOFO en sus inicios— cuyas colecciones de “Alta y baja costura” se caracterizaron por una fuerte experimentación en el diseño textil y una reconceptualizacion de los códigos de la moda local para vestir nuevos cuerpos y diversidades. A modo de laboratorio productivo, co-crearon prendas con un registro que alternó entre diseño y obra con un código gestual, espontáneo y sin guion aparente. Estos ensayos se materializaron en superficies táctiles y visuales, operando con técnicas como el estampado por termofusión de insumos plásticos, el reciclado de elementos industriales, el sublimado de imágenes y la mixtura de géneros. 

Con sus propuestas innovadoras, provocaron una revolución en el diseño local en los 90: realizaron mega desfiles, numerosas campañas publicitarias en la vía pública y vistieron a figuras públicas de ambientes bien eclécticos (desde personajes locales hasta internacionales como Björk). Contaron con tres locales en: Palermo Viejo, en el Patio Bullrich y en Belgrano. En Armenia y Soler, fueron pioneros en ocupar el mapa palermitano, diferenciado de los shoppings centers. Allí, diseñaron las primeras muestras y vidrieras colaborando con artistas. Dentro del ciclo “El arte está de moda” del Mamba, produjeron en el 2001 un desfile inspirado en la obra del artista informalista Kenneth Kemble. Investigaron su obra a partir del diálogo con su hija Julieta Kemble y la reinterpretaron en prendas hechas de harapos y protuberancias. A raíz de esta experiencia declararon: “Tenemos que entrar en los contextos de los museos, porque es el lugar donde vamos a legitimar la investigación textil, más allá de lo temporal de la moda” (Churba, Página 12).
Este vertiginoso recorrido los llevó a exportar sus diseños a Estados Unidos y ocupar la vidriera de la cadena Barney´s en Nueva York. Ingresaron al mercado internacional en ciudades de Europa, Asia y Australia. Entre 1999 y 2001, ganaron el Premio Tijera de Plata como Revelación de diseño argentino (1999), participaron de eventos como la Semana de la Alta Costura en Roma, el New York Fashion Week —durante dos temporadas consecutivas—, el Buenos Aires Fashion Week y San Pablo Fashion Week. En 2002, la dupla decidió separarse y seguir con proyectos individuales: Churba con su firma Tramando y Trosman con su marca homónima y luego con JT. En plena pandemia, se reencontraron para trabajar nuevamente juntos. Presentaron Jaramillo, una cápsula hecha con ropa de trabajo abandonada en un depósito desde los años 80 que ellos mismos rescataron e intervinieron. A diferencia de lo que fue trosmanchurba, la nueva etapa contempla diseñar arte textil proyectado para arquitectura interior y exterior.

#Épica #OpiniónExperta | Peloche + Rybak
Willie Peloche es artista y Diseñador en Comunicación Visual por la UNLP. Especializado en arte digital, participó de diversas muestras en Argentina, Brasil y USA. Obtuvo reconocimientos en esta especialidad, como el Premio ICI-Telefónica de Arte Digital (2000) e integra la colección permanente de Fotografía del MAMBA. Su actividad como VJ lo posiciona como uno de los pioneros de la escena local. Como gestor cultural, programó ciclos de artes visuales electrónicas como Ciudad Emergente y el festival PANORAMICA en el Espacio Fundación Telefónica, impulsado junto a Martin Borini. Creó EscenaLab Rojas (2016), un espacio de formación, producción y exhibición de arte y tecnología dentro del CCRR Rojas UBA. Con Peloche, dialogaremos sobre la escena VJ local y sobre los vínculos entre el diseño y las movidas alternativas de finales de los 90.

Sergio Rybak es Doctor en Diseño y Arquitecto por la Facultad de Diseño, Arquitectura y Urbanismo de la UBA, especializado en historia del diseño industrial argentino. Profesor universitario en las carreras de Arquitectura, Diseño Gráfico e Industrial de la FADU; y en la Tecnicatura en Diseño Industrial ORT. Fue Coordinador adjunto de la carrera de Diseño Industrial (2006 - 2010, FADU, UBA) y Director del programa de posgrado «El Diseño Gráfico e Industrial del Siglo XX en la Argentina» de la misma facultad. Realizó conferencias en congresos y jornadas en el área de Historia del Diseño en Argentina y en el exterior. Recientemente, publicó El diseño industrial desde el estado: Argentina 1952-1983 (2021). El próximo mes, conversaremos con Rybak sobre la crisis económica-productiva del 2001, y sobre los aportes del diseño a los nuevos modelos empresariales y productivos post crisis.

Extensión | Ingreso Antoniadis
Anunciamos el ingreso patrimonial a IDA de Carolina Antoniadis (Rosario, Santa Fe, 1961) artista visual, diseñadora y docente. Formada en la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón y con artistas como Luis Felope Noé y Enio Iommi, sus obras abarcan la pintura, el grabado, la cerámica, entre otras. A su vez, desarrolla intervenciones urbanas y murales en el espacio público. Ha sido reconocida con el Premio a la trayectoria Fundación M. Calderón de la Barca (2018), Gran premio de Pintura del Salón Nacional y Primer Premio de Dibujo del Salón Nacional (2016), entre otros. Su práctica articula el arte y el diseño, a partir del ornamento como lenguaje y técnicas como la serigrafía sobre tela, el esmaltado en vajillas e intervenciones manuales, alrededor de piezas artísticas, decorativas, utilitarias, textiles e indumentaria, como vestuario para obras de danza y teatro. La donación está conformada por empapelados, accesorios, indumentaria y diseños originales de vajillas, entre otros objetos.

Bibliografía N10
-Blanco, R. (2011). Diseño industrial argentino. Florida: Ediciones Franz Viegener.

Créditos de imágenes | Fundación IDA, Fondos Patrimoniales: 3-4. Buenos Aires Design | 5. SEPRA | 6-8. Publicidad | 9-10. Hugo Kogan | 11. Punta Diseño Industrial | 12-14. Alejandro Ros | 15-17. Churba Martín | 18. Peloche | 19. Rybak | 20-23. Carolina Antoniadis. Archivos invitados: 1. Página/12 | 2. Fundación Huésped / Consejo Publicitario Argentino.

Epica 1990 Efemeridees Buenos Aires DesignPuerto MaderoMarketingLevis Polilla FashionTecnologiaPunta DiseñoMTV jornadas de cableAlejandro RosTrosman ChurbaPeloche y RybakCarolina AntoniadisCarolina Antoniadis