Block title
Block content

#ÉpicaContexto 1920-1940 | ARQUITECTURA Y URBANISMO MODERNO

Bajo un espíritu racionalista -e influenciados por la escuela Bauhaus y los lineamientos del CIAM, Congreso Internacional de Arquitectura Moderna-, los arquitectos modernos forjaron una revolución basada en las formas funcionales, que impactó en el modo de habitar las ciudades. Como parte de esta etapa de proliferación e institucionalización de la profesión, en 1947 se crea la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (Universidad de Buenos Aires).

Es en 1929 cuando surge el fallido y audaz “Plan de Buenos Aires”, proyectado por el arquitecto Le Corbusier al visitar por primera vez Argentina con el objetivo de crear un reordenamiento de escala urbana y territorial. El proyecto retomado por los jóvenes Jorge Ferrari Hardoy (Buenos Aires, 1914-1977) y Juan Kurchan (Buenos Aires, 1913-1972), es publicado en 1947 bajo el título “Plan Director de Buenos Aires”.

El Grupo Austral (1937-1941), integrado en parte por Antonio Bonet (Barcelona, 1913-1989), Kurchan y Ferrari Hardoy, instaló nuevos conceptos en la práctica arquitectónica del país a través de su Manifiesto Austral -publicado en la revista Nuestra Arquitectura (1939)- apostando a la trascendencia de un pensamiento proyectual integral.

Wladimiro Acosta (Odesa, 1900 - Buenos Aires, 1967) arquitecto e ingeniero formado en Berlín arriba a la Argentina hacia fines de la década del 20. Sus convicciones acerca de la función social de la profesión y su interés por los aspectos bioclimáticos –visible en la creación del sistema Helios (1932)– marcaron su obra, principios que luego transmitió como docente universitario. Diseñó instituciones educativas y sanitarias en diferentes ciudades de Latinoamérica y proyectos habitacionales. Además, concibió piezas de mobiliario y hasta escenografías y vestuario para teatro.

Amancio Williams (Buenos Aires, 1913-1989) fue otra figura emblemática signada por la investigación técnico-científica en la arquitectura. Su proyecto más famoso es La Casa sobre el arroyo (1943-1946) en Mar del Plata, que se destaca por su forma-estructura y el vínculo con la naturaleza. Trabajó a la par con su pareja Delfina Galvez Bunge, arquitecta, intelectual y traductora que tuvo un importante rol en los intercambios culturales de la época. La Casa Curutchet (1949) en La Plata es el único proyecto de Le Corbusier construido en Latinoamérica, donde Williams participa en la dirección de obra.

Otros casos, ligados más a un estilo racionalista-art decó, son el Edificio Kavanagh (1934-1936) en Plaza San Martín (Buenos Aires) del estudio Sánchez, Lagos y De La Torre, constituyéndose, en su momento, como el rascacielos más alto de Sudamérica. Así como los más de 60 edificios que el arquitecto Francisco Salamone (Italia, 1897-Buenos Aires, 1959) desarrolla en pueblos de la provincia de Buenos Aires entre los años 1936 y 1940: palacios municipales, plazas, cementerios y mataderos, caracterizados por la combinación de estilos -art decó, futurismo italiano y funcionalismo-.

Casa Arroyo