Block title
Block content

#Épica | HAZAÑAS DEL DISEÑO ARGENTINO 1950

“ÉPICA: hazañas del diseño argentino” es un programa curatorial multiformato que propone revisar un siglo de historia a través del acervo de Fundación IDA y otros archivos. El segundo capítulo “1950” aborda el fortalecimiento del consumo de masas en contraste con la consolidación del diseño moderno.

#ÉpicaEfeméride | UNCuyo
El 17 de marzo de 1958 se crea la primera Escuela de Diseño del país, pionera en la región de Sudamérica: el Departamento de Diseño y Decoración en la Escuela Superior de Artes de la Universidad Nacional de Cuyo (Mendoza). Surge en un contexto de replanteamiento de la cultura visual en la región, fruto de un conjunto de experiencias –como la Feria de América en 1954– y de agentes de renovación que se venían gestando desde la década del 30.

La provincia se suma a las tendencias de vanguardia moderna y comienzan a manifestarse las primeras ideas del arte abstracto y del diseño industrial. De este modo, aparece la necesidad de vincular las cualidades estéticas de las formas utilitarias con los aspectos productivos. La pareja de arquitectos Colette Boccara y César Jannello –formados en la Universidad de Buenos Aires–, docentes de la UNcuyo, fueron los primeros en plantear estas ideas en torno a la planificación de la producción seriada y utilitaria en la vieja escuela de Cerámica junto a profesores como José Carrieri.

Tempranamente, con el apoyo del artista Abdulio Giúdici –egresado de la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón– instauraron el pensamiento de diseño y auspiciaron la gestión académica para la creación de un Departamento especializado en un “arte útil”. Junto a otros alumnos y profesores –adscritos a las teorías de Tomás Maldonado y al arte concreto, como Santiago Barbuy y Leonor Rigou– potenciaron la idea de un diseño integral que abarque los diferentes aspectos de la vida moderna. A diferencia de otras carreras que se inscriben dentro de facultades de arquitectura, la Escuela de Diseño de UNCuyo se asienta en el marco de una formación artística; hecho que marca su identidad y potencia las expresiones estéticas.

Televisión argentina
Diario La Nación: "Con el registro de los actos de ayer fue inaugurado, en nuestro país, el servicio de televisión. El programa pudo ser captado con absoluta nitidez hasta 150 Km de la capital".
El 17 de Octubre de 1951 se inicia la televisión argentina. La primera emisión transmite el discurso de Eva Duarte de Perón quien, desde Plaza de Mayo acompañada por Juan Domingo Perón, renuncia a la candidatura como vicepresidenta de la Nación por su enfermedad terminal. El hecho queda plasmado para siempre con las imágenes y sonidos de una multitud de “descamisados” reunida en el marco del “Día de la Lealtad”.

Fue el empresario argentino Jaime Yankelevich –presidente de la Asociación de Radiodifusoras Privadas Argentinas– quien trajo en barco desde EE.UU. los primeros equipos (cámaras, transmisores, micrófonos y luces) para abastecer al sur continental de tecnología de punta. La histórica transmisión se realizó desde un estudio improvisado en el microteatro de la LR3 Radio Belgrano, con una antena de TV instalada en la terraza del Ministerio de Obras y Servicios Públicos.

Durante los primeros años, los aparatos de TV eran comúnmente ubicados en negocios y bares, puntos de encuentro social, donde se aglomeraban espectadores en las vidrieras. Desde 1954, el gobierno participó en la adquisición de artefactos, lo que permitió aumentar las ventas y mejorar las transmisiones de este avasallante fenómeno de masas. La empresa Nobleza Radio (luego Noblex) –fundada en 1935 por el técnico Armando Pla– comienza en 1955 a desarrollar los primeros aparatos electrónicos destinados a la recepción y reproducción de señales de televisión. Inicialmente, los artefactos estaban incorporados a un gabinete estructural similar al mobiliario.

#ÉpicaContexto | Epicentro edificio Cerrito
En los años 50, en un petit hotel de la calle Cerrito 1371 de la capital porteña, un grupo de artistas, arquitectos, diseñadores y músicos se instalan para crear simultáneamente un centro de vanguardia intelectual. En este espacio se aglomeraron diferentes propuestas como la redacción de la Editorial y la Revista nueva visión, la agencia de diseño axis, la sociedad de arquitectos oam, la agrupación de música anm, así como los talleres de los artistas Claudio Girola, Enio Iommi, Alfredo Hlito y Tomás Maldonado; y los –entonces– estudiantes Eduardo Bell, Ernesto Katzenstein y Justo Solsona. El conjunto de profesionales se hallaba fuertemente influenciado por la Bauhaus, el racionalismo y las manifestaciones del arte concreto. El espacio, considerado como una casa-estudio, se convirtió, en poco tiempo, en uno de los epicentros de experimentación de la vida moderna.

Tomás Maldonado (Buenos Aires, 1922-Milán, 2018) pintor, diseñador, gestor y teórico, fue una de las figuras vertebrales de la Asociación Arte Concreto-Invención y de la vanguardia plástica argentina. Junto a Lidy Prati (Chaco, 1921-Buenos Aires, 2008) artista plástica y diseñadora gráfica/textil, conformaron una pareja disruptiva, influenciada mutuamente en lo estético y en lo teórico. Fueron activos en el movimiento de arte concreto en Buenos Aires, surgido a principios de los años 40 y formalizado con el Manifiesto Invencionista (1946). Entre sus integrantes, se encontraban Maldonado y Prati, Edgard Bayley, Alfredo Hlito, los hermanos Lozza, Claudio Girola, Alberto Molenberg, entre otros. El fuerte vínculo entre arte, diseño y pedagogía, se potenció en un viaje por Suiza y Alemania que realiza Maldonado en 1948 donde se contacta con Max Bill y otros referentes. A su vuelta, trajo tipografías sans serif que utilizó en publicaciones como el boletín del Centro de Estudiantes de Arquitectura (CEA, 1949) –donde escribió un artículo fundante sobre el diseño industrial–; y en la revista nueva visión. Por su parte, Prati fue una de las pocas mujeres que desde los años cuarenta realiza pintura concreta, explorando la idea de la creación de un espacio infinito. Por un tiempo, firmó sus trabajos como Lidy Maldonado; pero, a partir de 1946, retomó su apellido paterno. Prati diseñó las viñetas del único número de la revista Arturo (1944). En 1956, realizó el diseño editorial de tapas y de interiores para la revista Mundo Argentino. En la diagramación aplicó conceptos de organización espacial propios de estas búsquedas pictóricas.

La agencia de publicidad integral axis (1951) fue creada por Alfredo Hlito, Maldonado y Carlos Méndez Mosquera y estuvo en pie poco tiempo. Sus áreas de trabajo abarcaron la instalación de negocios, el diseño de stands, exposiciones, afiches, folletos, avisos y piezas para radio y televisión. Como parte del epicentro Cerrito, el grupo axis diseñó la identidad de las organizaciones con las que conviven. A su vez, su principal cliente Ignacio Pirovano, le encargó el rediseño de la marca y avisos para la firma Comte y el afiche para la exposición retrospectiva del escultor Sesostris Vitullo, muestra que Pirovano gestionó para el Museo De Arte Moderno de París.

La revista nueva visión (1951-1957) –título que homenajea a Moholy-Nagy– fue un dispositivo cultural llevado a cabo por los miembros de axis junto a Jorge Grisetti, que inauguró la “nueva cultura visual” como un campo de inscripción de las manifestaciones artísticas modernas y concretistas. Integró arte, arquitectura, diseño (gráfico e industrial) y tipografía. La revista dio inicio a una reflexión de la visualidad sin precedentes en Latinoamérica, destacando a figuras locales e internacionales y a proyectos pedagógicos y editoriales. Desde la editorial nueva visión (1954) –dirigida por Grisetti– se publicaron obras relevantes como las de Max Bill y volúmenes que se transformarían en referencias importantes sobre arquitectura, arte y diseño. Entre las colecciones de la editorial, se encuentran “Documentos de arte contemporáneo” dirigida por Hlito y “Arquitectura contemporánea” por Baliero, entre otras. Además, se destaca la revista a (1957-1958), una publicación de arte editada por nueva visión de parámetros gráficos atípicos, destinada a un público especializado interesado en la adquisición de obras “múltiples originales”.

La oam (1948-1957) –organización de arquitectura moderna, escrita en minúscula “militante”, como el resto de las sociedades del edificio– fue fundada por Horacio Baliero, Juan Manuel Borthagaray, Francisco Bullrich, Alberto Casares Ocampo, Alicia Cazzaniga, Gerardo Clusellas, Carmen Córdova, Jorge Goldenberg, Jorge Grisetti y Eduardo Polledo. Además de su labor de proyectistas como estudio de arquitectura, urbanismo y decoración –que incluía el diseño de muebles y objetos, en unidades y en serie–, se destacaron por ser difusores de las disciplinas en las revistas y editoriales de la época, A su vez, implementaron una concepción de la arquitectura ligada a otras formas del arte, como la música, la danza y la pintura (influenciados por las diferentes disciplinas artísticas que coexistían en el edificio). En su taller-estudio del petit hotel, también exhibieron parte de sus creaciones. Posteriormente, sus miembros cumplieron un rol destacado en las carreras universitarias de diseño.

La anm (1944) –agrupación nueva música– fue una institución central en la promoción de la música contemporánea en la Argentina fundada por iniciativa del compositor Juan Carlos Paz. Sentó las bases de la música electrónica y amplió el sentido hacia lo concreto. Sus miembros fueron variando a lo largo del tiempo; además de Paz, se destacaron Daniel Devoto, Esteban Eitler, Mauricio Kagel, Francisco Kröpfl, Julio Perceval, entre otros. En los años 50, la colaboración entre la anm y el grupo de nueva visión fue muy nutrida. El programa del concierto de 1951 fue diseñado por Maldonado, donde aparecía la marca tipográfica “anm”, utilizada por el grupo por muchos años. En la revista nueva visión, Paz se propuso redefinir y difundir la propuesta sonora concreta en artículos como “¿Qué es Nueva Música?” o “Música atemática y música microtonal”. Se vinculó también con los integrantes de oam y Poesía Buenos Aires, las cuales, desde 1952, tuvieron en la galería Krayd otro punto de encuentro.

#ÉpicaContexto | Futurismo político
Durante los dos mandatos presidenciales del General Juan Domingo Perón (1946-1952 y 1952-1955, interrumpido por el derrocamiento de la autodenominada Revolución Libertadora), el Movimiento Justicialista articuló un gran plan de estatización empresarial y fortalecimiento de las economías locales. Dentro de esta trama, se inscribieron el Primero y el Segundo Plan Quinquenal, programas que tuvieron como objetivo la construcción del Estado moderno y el posicionamiento de la doctrina peronista, respectivamente. Este proceso de planificación requirió un apoyo constante de la comunicación que implicó la sistematización de mensajes y la configuración de elementos gráficos, didácticos y publicitarios, entre otros. Los mecanismos de producción estética, simbólica y cultural, vehiculizados a través del sistema de propaganda política del peronismo, no se limitaron a piezas “de difusión” –radiales, televisivas o gráficas-, sino que se implementaron como un modo de demostrar el funcionamiento ideológico bajo el slogan “Mejor que decir es hacer”.

Algunas publicaciones de gran volumen como “La Nación Argentina. Justa, libre, soberana” (1950) permiten analizar a lo largo de las 800 páginas el macro-proyecto del Primer Plan Quinquenal y el planteo de escenarios futuros para el país. Mediante imágenes de alto impacto, representaciones populares -centradas en la figura de los trabajadores urbano y rural-, junto a textos breves y de fácil lectura, comunicaban de modo sintético los mensajes políticos. A su vez, los complejos datos económicos, productivos y geo-políticos se traducían sistemáticamente en infografías y coreografías inéditas para la época. Estas estrategias de comunicación tenían como objetivo el acceso popular a la información, especialmente de lectores no especializados y analfabetos.

Paralelamente, se construyó en los medios de comunicación un imaginario progresista que apoyaba las ideas del gobierno. La revista científica Mundo Atómico -editada entre 1950 y 1955 por Haynes S.A.- proponía, en un lenguaje cercano a la ciencia ficción, el acceso masivo al universo tecnológico. Por esta vía, se impulsaba en las universidades, centros de investigación y áreas industriales nuevos conocimientos de avanzada mundial.

Mientras en el campo artístico se sucedían movimientos como el constructivismo o el concretismo, la estética peronista buscó componentes filosóficos ligados al arte representativo y existencialista (el alma, el pueblo), afines a las vanguardias de entreguerra. En este sentido, sectores opositores caracterizaron a este gobierno de carácter totalitario, por emplear métodos ultranacionalistas y elaborar una construcción imaginaria y megalómana del Estado.

#ÉpicaContexto | Producción en serie: sillas
A partir del período de sustitución de importaciones en el país y, especialmente, en la década del 50, arquitectos-diseñadores comenzaron a producir piezas de mobiliario que se distinguieron por su simplificación productiva y su potencial de reproducción seriada. Innovaron en el sistema de fabricación de sillas, sillones, mesas y muebles de guardado con una máxima economía -para competir en el mercado local- al mismo tiempo que potenciaron el diseño moderno y reformularon los materiales típicos. Los precedentes del mueble moderno que irrumpe en estos años fueron el sillón BKF (1938) –el primer diseño que logró la simplificación productiva, a partir de una estructura de hierro y un soporte blando–, la versión moderna del sillón Safari (1945) por Amancio Williams; así como la serie de diseños realizados semi artesanalmente por los arquitectos Horacio Baliero, Antonio Bonet y César Jannello.

La silla W (1944-1953) de César Jannello fue en realidad una secuencia de asientos donde el arquitecto juega con las estructuras metálicas que se vinculan por su flexibilidad a soportes de madera. En 1944, acompañado por su pareja Colette Boccara, Jannello visita la construcción de la Casa sobre el arroyo en Mar del Plata (de Delfina Gálvez y Amancio Williams) y realiza, con materiales de obra, su primera silla con estructura de hierro, inspirada en el diseño de la BKF. La versión “Clásica” y “Nueva W” (renombradas posteriormente por su nieta María, quien las reedita desde 2012) son piezas emblemáticas del diseño latinoamericano.

Éstas, se caracterizan por su calidad escultórica -cercana a la corriente del concretismo-, la ergonomía fundamentada en la movilidad del respaldo y por la fundamentación teórica de la cual surge. Este diseño alcanzó una producción internacional luego de ser publicada en la revista francesa L’architecture d’aujourd’hui (1947) y, a su vez, el decorador Raoul Guys la incorporó a su catálogo style AA. Con el correr del tiempo obtuvo ajustes ergonómicos, a partir de sugerencias de Gerardo Clusellas, y adaptaciones productivas –soportes en multilaminado en reemplazo de la madera maciza-, para lograr un asiento estándar de mayor seriabilidad. El sistema K (1955), integrado por una silla, un sillón y una mesa, es un programa constructivo a partir de piezas de madera ensambladas en seco, tubos y uniones de acero y sogas. Forma parte de la categoría del DIY (Do it Yourself), donde el usuario adquiere las partes componentes y completa en destino el sencillo montaje.

El estudio oam produjo y representó piezas de mobiliario de algunos de sus integrantes: Horacio Baliero y Gerardo Clusellas, así como diseños de Jannello y Max Bill. Estas piezas fueron presentadas en la revista nueva visión, N° 7 (1955), en el artículo “Aspectos del diseño argentino: sillas y sillones” de Baliero, donde postulaba los criterios que debían prevalecer en el diseño argentino desde una concepción universalista, dialogando con los postulados del arte concreto. Clusellas, interesado en el rigor de las resoluciones de los productos en el plano técnico, ergonómico y formal, diseñó sillones en bronce y tapicería, mesas ratonas –en cristal, aluminio, madera o hierro-, y comenzó a concebir muebles a partir de un mismo sistema constructivo. De este último, se desprende la Silla Anticorodal (1954-1957) que, por su lógica formal, se convirtió en un paradigma de las sillas metálicas de los años 50. El diseño es resultado de la búsqueda de sistemas estandarizados para resolver la vinculación, mediante un ensamblaje inmediato, de las partes componentes; a su vez, sobresale su característica de apilabilidad.

Baliero, por su lado, presentó equipamientos de oficina como escritorios y sillas con ruedas, en consonancia con los modelos industriales norteamericanos. Además, realizó el emblemático sillón de Mimbre (1954) donde la estructura de hierro soldado se cubre por un tejido de mimbre que sirve de apoyo para el cuerpo. En este trabajo, se potencian la realidad productiva artesano-industrial, con un lenguaje regional y moderno.

Paralelamente, el arquitecto, diseñador y decorador vienes Walter Loos, radicado en el país desde los años 40, produjo muebles flexibles para departamentos de un solo ambiente (1954). En este sentido, las sillas y mesas diseñadas por Loos permitían posiciones de altura baja y alta, para usos de relax o comer. Multifuncionalidad que optimizaba un espacio útil de 3,5 x 4 metros.

#ÉpicaDestacado | Feria de América
Realizada entre enero y marzo de 1954 en la ciudad de Mendoza, la Feria de América se celebró en el marco de una fuerte política de industrialización del gobierno peronista. Fue dirigida por el industrial Iván Bacsinszky, junto a los arquitectos responsables del planeamiento César Jannello y Gerardo Clusellas, con la colaboración gráfica de los diseñadores Tomás Maldonado y Santiago Barbuy, y el músico contemporáneo Mauricio Kagel, entre otros actores. Emplazada en el Parque San Martín –en una superficie de 30 hectáreas– la feria tuvo como principales expositores a las provincias argentinas (La Pampa y Chaco se renombraron Eva Perón y Juan Domingo Perón, respectivamente), los organismos estatales, las agrupaciones industriales y los países invitados de Latinoamérica. Por la magnitud, complejidad y coherencia de los proyectos que abarcó, constituyó un planteo inédito en el continente y se convirtió en uno de los principales hitos interdisciplinarios del Movimiento Moderno en Argentina.

La planificación comprendió el desarrollo de un sistema integral que incluyó la innovación en arquitectura efímera para la instalación de 93 pabellones y stands –que participaban a su vez de un certamen internacional –; un original diseño de mobiliario y equipamiento específico para exhibición; el desarrollo de una identidad visual propia; y la propuesta artística de la torre alegórica. Esta última, es en sí misma, un hito mundial de las vanguardias del momento.

La feria industrial tuvo varios objetivos: afianzar la imagen política del gobierno para fortalecer las relaciones comerciales e internacionales, exhibiendo un país en constante desarrollo industrial con propuestas culturales de avanzada; incrementar las alianzas económicas entre los países latinoamericanos y, a su vez, dar visibilidad a la provincia cuyana a partir de un espectáculo de atracción para los habitantes de la región y visitantes. La comunicación de la Feria contó con Maldonado para el planteo del módulo gráfico que sentó las bases del desarrollo visual implementado por Barbuy en diversos soportes gráficos: sellos postales, afiches, entradas, papel carta, reglamentos, catálogos, publicidades, hasta señalética pública y carnet de autoridades. Jannello, dirigió el proceso arquitectónico -de escala urbanística- desde su formulación inicial hasta su concreción final, y proyectó la “Torre de América”. Clusellas, por su lado, realizó algunos pabellones y mobiliario específico. También participaron otros autores alineados al movimiento moderno como Francisco Bullrich e Hilario Zalba.

#ÉpicaDestacado | Galería de Arte Krayd
En funcionamiento en la calle Tucumán 553 (Buenos Aires), la galería Krayd (1952-1955) fue un nodo destacado de la época en su breve lapso de existencia. Fundada por los músicos Francisco Kröpfl y Daniel Zoltan, vinculados a la Agrupación Nueva Música y, en su gestación, se involucró el poeta Raúl Gustavo Aguirre, de la revista Poesía Buenos Aires. El nombre de la galería es un juego a partir de sus nombres. La sala, ofrecía un espacio de legitimación y encuentro para las distintas vertientes modernas de la época. Así, se convirtió en un punto de confluencia de intereses entre arte plástico moderno, diseño gráfico, mobiliario, arquitectura y música.

El conjunto de sus exhibiciones evidencia la presencia no solo del arte abstracto, sino también de la figuración. La primera exposición de la galería se tituló “Pintores argentinos contemporáneos” (1952). En ella participaron casi 60 artistas de la época, entre los que se encontraban Sarah Grilo, Alfredo Hlito, Tomás Maldonado, Miguel Ocampo y Xul Solar. Otras emblemáticas fueron: “1ª Exposición: Formación de un concepto escultórico moderno. 1900-1925” (1953); “2ª Exposición: Orientaciones actuales de la escultura argentina” (c. 1953) donde exhibieron, entre otros, Enio Iommi; la muestra “Pettoruti 1924-1954” (1954), organizada por Julio E. Payró para conmemorar los treinta años de su exposición en Witcomb; y la primera muestra individual de Clorindo Testa, “Pinturas” (1954); en el último tramo, se realizó “Arte Madí” (c. 1954), que reunió pintura, escultura y arquitectura. La curaduría del espacio, llevada adelante por Kröpfl y Zoltan, contemplaba una diversidad capaz de demostrar a través de la variedad y la oposición de tendencias la riqueza de la cultura argentina de ese momento.

La identidad visual de Krayd fue encomendada a Maldonado quien diseñó desde la marca, la fachada, hasta una serie de gráficas que acompañan las actividades del espacio, a modo de sistema integral. En este espacio, Maldonado brindó también la conferencia “Precisión e imprecisión en las artes visuales” (1953), ilustrada con proyecciones. De la gráfica participó su amigo y colaborador en varios proyectos, el húngaro Tomás Gonda quien ejecutó tarjetas de fin de año y folletos dípticos, donde resalta una compleja diagramación de imagen, texto y espacios vacíos. En 1955, Krayd edita una carpeta con 18 litografías de los artistas: Badii, Fernández-Muro, Grillo, Hlito, Lanús, Ocampo, Presas, Ideal Sánchez y Torres Agüero. Por su complejidad y alta calidad, este proyecto precipitó la inviabilidad económica de la galería, al mismo tiempo que selló su importancia en la historia cultural.

#Épica #OpiniónExperta | García + Rivas Pérez
María Amalia García es doctora y licenciada en Historia del arte por la Facultad de Filosofía y Letras (UBA). Desde 2021 es Curadora en Jefe de Malba-Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires. Es investigadora independiente de CONICET (actualmente de licencia) y docente universitaria en la carrera de Artes en la FFyL-UBA. Es autora, entre otros libros de El arte abstracto. Intercambios culturales entre Argentina y Brasil (Siglo XXI, 2011) traducido al inglés por University of California Press. Durante el mes de junio, conversaremos con ella sobre las características de las corrientes artísticas de las décadas del 40 y 50 que impactaron fuertemente en la disciplina del diseño.

Jorge Rivas Pérez es Doctor en Historia del arte por el Bard Graduate Center de Nueva York, Arquitecto por la Universidad Central de Venezuela. Curador Frederick y Jan Mayer de Arte Latinoamericano en el Denver Art Museum. Curador especializado en diseño. Entre las exposiciones realizadas se destaca Moderno: Design for Living in Brazil, Mexico, and Venezuela, 1940–1978 realizada en Americas Society entre 2015-2016. Con él, dialogaremos sobre la cultura material de los objetos y el diseño latinoamericano del siglo XX.

EXTENSIÓN | Piezas en Malba + CCK
Desde IDA generamos experiencias expositivas, brindamos asesoramiento para proyectos curatoriales y préstamos de piezas de la colección. Para la muestra “Terapia” en el Museo Malba, exhibida desde el 19 de marzo al 16 de agosto de 2021, colaboramos con el afiche “Psexoanálisis” (1967) del film dirigido por Héctor Olivera, perteneciente al fondo patrimonial del artistas y diseñador Edgardo Giménez (Santa Fe, 1942). La película fue señalada por la crítica como el primer largometraje pop del cine nacional. La muestra cuenta con la curaduría de Gabriela Rangel, Verónica Rossi y Santiago Villanueva, e invita a pensar a través de las obras de más de 50 artistas, las razones por las cuales la pulsión psicoanalítica es uno de los rasgos más singulares y sobresalientes de la sociedad argentina.

“Piazzolla 100” en el Centro Cultural Kirchner rinde homenaje al músico Astor Piazzolla por el centenario de su nacimiento. Para la exposición, vigente desde el 12 de marzo y durante todo el 2021, desde IDA aportamos la partitura “Balada para un loco” (1969) de Horacio Ferrer y Astor Piazzolla, editada por Lagos. La pieza fue diseñada por Carlos Alonso, con una fuerte apuesta gráfica que hace un guiño a la modernidad y al absurdo con la incorporación de músicos astronautas, temática en boga tras la llegada del hombre a la luna en el mismo año.

EXTENSIÓN | Investigación Patagonia
Por iniciativa de IDA y en conjunto con los principales actores de Bariloche, pusimos en marcha la realización de un documental y un programa de rescate de información, documentación y patrimonio proyectual en la región de la Patagonia. En 1934, con la creación de Parques Nacionales Argentina, comenzó a conformarse un sistema cívico y hotelero que tuvo como objetivo fomentar el turismo de calidad y la economía local, proteger los espacios naturales y consolidar ubicaciones geopolíticas. La epopeya que implicó construir edificios monumentales, abrir caminos en lugares inhóspitos y generar sistemas de construcción, fue posible por la gestión de Ezequiel Bustillo y la participación de tres grandes arquitectos: Alejandro Bustillo, Ernesto De Estrada y Miguel Ángel Cesari. Actualmente, luego de un proceso de urbanización acelerada y cambios en los modelos sociales, el hito de una comunidad en diálogo con la naturaleza se encuentra desdibujado. Con este proyecto, buscamos salvaguardar el acervo material e inmaterial del territorio para las generaciones futuras.
El audiovisual cuenta con la colaboración de Designo Patagonia y Patagonia Film, y tiene hasta la fecha como entrevistados a Mariano Dalla Cia y Horacio Paradela del PN Nahuel Huapi; Gonzalo De Estrada de la Biblioteca Sarmiento; Eduardo Pérez del Museo de la Patagonia y al arquitecto José Orol.

Bibliografía
-Devalle, V. (2018). “Iniciativas dispersas pero entramadas. Visión en arquitectura y diseño”. En Caiana. Revista de Historia del Arte y Cultura Visual del Centro Argentino de Investigadores del Arte (CAIA). No 12, pp. 98-107.
-Figallo, M., & Frigerio, S. (2017). a: aproximaciones a una publicación de arte. I Jornadas Internacionales de Estudios sobre Revistas Culturales Latinoamericanas. Ficciones metropolitanas: revistas y redes internacionales en la modernidad artística latinoamericana. Buenos Aires, Argentina: Espigas.
-Quiroga, W. (comp.) (2012). Feria de América: Vanguardia invisible. Mendoza: Fundación del Interior.
-Rossi, M. C. (2007). “Vanguardia concreta rioplatense: Acerca del Arte Concreto y la Música”. ICAA Documents Project Working Papers. The Publication Series for Documents of 20th-Century Latin American and Latino Art, N°1, pp. 11-16.

Créditos de imágenes | Fundación IDA | Fondos Patrimoniales: 2. UNCuyo | 3. Nueva Visión | 4. Maldonado, Tomás | 6-8. Política | 9. Jannello, César | 11-14. Jannello, César | 15-16. Galería Krayd | 17. Nueva Visión | 18. Fotografía Alejandro Guyot para Malba | 19. Fotografía Wilson Santiago | 20. Patagonia | 21. Giménez, Edgardo | 22. Arte | Archivos invitados: 1. AGN Archivo General de la Nación | 5 y 10. ARCA Archivo de Arquitectura Contemporánea Argentina.

EPICA, efemeride, televisión, uncuyoepica, oam ESTUDIOepica, mundo atomicoepica, sillaepica, sillaepica, feria americasepica, feria americasepica, galeria kraydepica, galeria kraydepica, opinion expterta, garcia, rivas perezepica, Barilocheepica, malba, cck